Home / Gervasio Diaz Castelli / Correr…para dejar de correr
Correr...para dejar de correr

Correr…para dejar de correr

Gervasio Diaz CastelliEl running, tomado desde un lugar sano y recreativo, es un gran regulador de la ansiedad. Sabemos que la ansiedad, y todos los trastornos que derivan de ella, son uno de los grandes flagelos sociales actuales, por sobre todo en las grandes ciudades.

Lo que muestra la experiencia es que cuando uno empieza a correr más o menos regularmente, el estrés, el nerviosismo y la prisa con la que a veces andamos…empieza a aflojar un poco. Es como que empezamos a no correr tanto en nuestra vida y pasamos a hacerlo en el parque. Después de todo…pensemos ¿cuáles son las urgencias y las prisas reales de nuestra vida cotidiana? Si son honestos con ustedes…seguramente dirán que no son tantas como tienden a pensar.

Por supuesto que yo no estoy de acuerdo con los fanáticos que creen que el running es una solución mágica para la ansiedad y otros asuntos psicopatológicos. Pero es observable, es algo tangible el cómo nos regula la energía y el vinculo con el espacio, el cuerpo y el tiempo. Esta actividad es eso: distancia, un cuerpo en movimiento transitando esa distancia, y a un determinado tiempo.

Y el movimiento es continuo, como los latidos del corazón (los nuestros o aquellos que escuchábamos ya en la vida intrauterina) y eso calma, eso serena el alma humana -como se serena un bebé cuando se acerca al pecho de los padres y siente el calor y los latidos continuos del corazón- es así.

Considero que el correr es una actividad muy primaria, muy arcaica, muy ancestral. Creo que algo de la libertad y de ciertos estados emocionales que sentimos cuando corremos, tienen que ver con eso. La próxima me voy a extender un poco en ese punto.

Facebook: Gervasio Diaz Castelli
Psicólogo MatrÍcula: 37715

 

Sobre Guía KMZero

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


*