Home / Gervasio Diaz Castelli / ¿Corremos o nos corren?

¿Corremos o nos corren?

Gervasio Diaz CastelliLo que voy a escribir va dirigido a gente que corre, pero no profesionalmente. Yo creo que hay, en líneas generales, dos filosofías a tomar en esta actividad que es el running. Una es correr por el disfrute mismo que genera esta actividad y a conciencia de todos los beneficios que tiene para nuestra salud. Y otra, es hacerlo desde la obsesión y la ansiedad de buscar hacer más y más kilómetros y enloquecerse en mejorar y depurar tiempos de kilómetros por minuto etc.

Podemos meter también un tercer camino, que ocurre en gente que es naturalmente muy competitiva. Algunos de ellos disfrutan de la actividad realmente y, a su vez, se exigen muchísimo en el plano deportivo, aun siendo amateurs, pero en mi experiencia y conociendo el ambiente, son los menos. Creo que es un deporte que se presta mucho, y peligrosamente, a transformarse en una especie de búsqueda de estados de euforia y sobre excitación…y carreras y más carreras…y más… y más de todo…hasta que la realidad pone sus límites y aparecen las lesiones, muchas veces los problemas cardiacos, la deshidratación o simplemente, un día, el deseo por correr…se apaga intempestivamente, por que el vacío, cuando no se trabaja y se deposita masivamente en “una actividad” no lo llenamos con nada amigos. A ver, somos humanos, todos alguna vez nos pasamos de rosca un poco, pero el tema y lo que propongo a trabajar, es que podamos desarrollar esas “alarmas” que manda nuestro cuerpo antes de que estallen las minas que vamos enterrando y, un día, las pisamos, y ya estamos lesionados. O jodidos de salud.

Desarrollar y aprender a escuchar esas alarmas es central en esta actividad, y en la vida en general, nos evita tocar fondos profundos. Para fondos profundos están ciertas cosas inevitables que pasan en la vida, el asunto es no generarlos nosotros. Yo lo veo, lo escucho, muchos compañeros lesionados, locos, ansiosos, gente que va trasformado esta actividad en una “terea obsesiva” de acumular kilómetros, medallas y “tiempos por minuto” y del disfrute…y del correr en la naturaleza…y de la charla con los compañeros y de la corrida placentera en solitario…poco o nada. Es aquí donde yo digo ¿corremos o nos corren? “Al correr” lo asocio a todo lo bueno de esta actividad, y cuando digo “nos corren” pienso en los tiempos de la ansiedad…y en esa gente que corre… y corre… para escapar de vaya a saber qué cosa. Yo los observo, gente que se manda a hacer carreras estando mal, no solo mal preparados, sino también con problemas importantes de salud (pies, columna, rodillas) y van…no pueden decir “no a los 42k” pero si a los 10 k; no a los 50 kilómetros de volumen semanal, pero sí a los 10 k tres veces por semana amenamente con los compañeros del grupo. No pueden decir NO, van, a lo loco, tomados por esa obsesión que les comentaba, dominados por los impulsos irrefrenables de la búsqueda de la euforia y, simplemente, se hacen pelota. ¿Paradojas de la vida humana verdad? Somos maestros en trasformar el disfrute en sistemas patológicos y neuróticos. Por supuesto que por más que uno corra desde la salud, también hay displacer a veces, el cuerpo duele un poco, el cansancio, en las carreras, por más que sean acordes y prudentes en función de nuestra capacidad, se siente etc. No hay área de la vida, por más que sea algo que amamos, en donde no haya displacer; pero el “arte” es cuidarnos de nuestras tendencias destructivas (todos las tenemos en mayor o menor medida) y pasarla lo mejor que se pueda. Sigamos intentando correr desde la salud, esa es la cuestión.

Facebook: Gervasio Diaz Castelli
Psicólogo MatrÍcula: 37715

Sobre Guía KMZero

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

*