Home / Novedades / Análisis de la New Balance 1080 v7 Fresh Foam

Análisis de la New Balance 1080 v7 Fresh Foam

La New Balance 1080 v7 es, probablemente una de las versiones de la 1080 más esperadas

Capellada construída con material interno en el área del empeine que mejora el ajuste y el calce, dando la sensación de unasegunda piel .

La suela FRESH FOAM es muy flexible gracias a su construcción hexagonal única. Las partes cóncavas ofrecen confort, suavidad y amortiguación en el lado externo, mientras que las partes convexas favorecen una mejor estabilidad en el lado interno.

A partir de el análisis de datos de los corredores se diseña una suela con aberturas y una estructura que ayudan a moverte libremente kilómetro tras kilómetro.

Las probamos en asfalto, pasto y sobre césped sintético, los aspectos donde esta 1080 v7 se destaca son muchos, por ejemplo: ventilación geometría, amortiguación, estabilidad, transición y eficiencia.

El trabajo de la geometría en este modelo es excelente, New Balance ha utilizado un software informático muy elaborado para diseñar las formas de la mediasuela de muchos de sus modelos y, a raíz de ello, creó el Fresh Foam. Gracias a este programa se puede ver cómo las microcargas afectan a los materiales y cómo el movimiento y las presiones interactúan. Con los datos obtenidos se pueden crear formas que respondan de manera más adecuada a esas presiones.

Es cierto que no todos los corredores aplicamos la misma presión dinámica, pero New Balance han conseguido diseñar mediasuelas que ofrecen muy buen rendimiento a una gran mayoría de corredores en cuanto al reparto de presiones en la estructura, lo que el corredor va a percibir como amortiguación equilibrada, confort y ausencia de problemas asociados -muchas veces- a una pisada poco equilibrada.

Su buena amortiguación va unida a la geometría, tanto que se puede decir que el Fresh Foam no es ningún material novedoso, sino más bien que es una evolución de EVA que ha realizado New Balance algo más blanda y por la cual, mediante un diseño de hexágonos cóncavos y convexos tanto debajo del pie como en los laterales, la zapatilla responde a los impactos deformándose hasta el punto adecuado para amortiguar el aterrizaje pero, a su vez, ofrece una estabilidad óptima en cada momento.

Análisis de la New Balance 1080 v7 Fresh Foam

Si hablamos de estabilidad, posee una base muy ancha, con medidas de casi 120 mm en antepié y 88 mm en talón, siendo un talón estable porque es plano pero sin ser excesivamente ancho. En cambio, el mediopié y el antepié son de amplitud importante. Esto hace que sea una zapatilla ideal para gente que necesita estabilidad o use plantillas y también para los corredores pesados que no sean excesivamente talonadores o que necesiten gran amortiguación.

La suela posee placas de Blown Rubber, las cuales tienen tacos rectangulares y hexagonales, estos tacos también tienen detrás un trabajo de geometría interesante ya que no están puestos porque sí, sino que intentan replicar un estudio exhaustivo de miles de pisadas para hallar un patrón de tracción lo más homogéneo posible a la mayoría de corredores.

La zapatilla, con una base enorme, una suela taqueada y mucha estabilidad es, lógicamente, una maravilla para correr por caminos de tierra. No solo es una zapatilla para el asfalto, agarra bastante bien en general en todo tipo de situaciones. inclusive en suelo mojado funciona bastante bien.

La malla exterior es una engineered mesh de calidad, con la capa externa mucho más abierta por encima de los dedos y más cerrada en las zonas laterales. Esto permite que la ventilación siga siendo buena pero evita durante más kilómetros que aparezcan roturas en los laterales. También le han aplicado una capa interna algo más rígida que la de la versión anterior, parece que así esa durabilidad va a aumentar todavía más.

Posee una lengüeta algo ancha en la parte superior que al ir anclada internamente, resulta cómoda y no molesta. Los cordones son semielásticos y planos y cuentan con una presilla central inferior que es fundamental para poder realizar lazadas customizadas y reducir las posibles rozaduras (si se dan).

Análisis de la New Balance 1080 v7 Fresh Foam

El punto clave de la zapatilla es, sin duda, la pieza del mediopié que, al ir cosida, ha creado muchos problemas de rozaduras y puntos calientes en la versión anterior. New Balance conocía este problema, pero su solución al mismo, si bien es ligeramente efectiva, no es lo adecuado para el caso.

El logotipo de los laterales es un reflectante de gran tamaño, una solución mucho más brillante la de que brille una N grande en la oscuridad a que lo hagan unas tiras simples. Sin duda es una zapatilla con la que se puede correr con baja visibilidad, con la que no pasás desapercibido.

La horma es la de una zapatilla bastante amplia en la parte delantera, pero no es una zapatilla de ajuste suelto. New Balance ha conseguido que la 1080 v7 sea una zapatilla con un ajuste muy bueno y cercano pero sin restringir el espacio para que el pie pueda expandirse; es una zapatilla con una horma ideal para gente voluminosa y con pie de anchura normal y también para los que tengan un pie algo más amplio de lo habitual.

La estructura de las 1080 v7 también realiza un buen trabajo a la hora de mantener el pie en el sitio, posee un arco largo que da mucho apoyo al pie, no es molesto ni se clava pero tampoco pasa desapercibido y es una buena combinación para dar un poquito de apoyo extra a los corredores que, tras muchos kilómetros, tienden a pronar un poquito y no quieren zapatillas con corrección.

Web: https://www.newbalance.com.ar

 

Sobre Guía KMZero

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

*